Galileo Galilei, el gran impulsor de la astronomía moderna

El 15 de febrero de 2024 se cumplen 459 años del nacimiento de Galileo Galilei, una de las figuras clave de la astronomía, filosofía, matemáticas y física,  íntimamente relacionado con la Revolución científica del siglo XVI durante el Renacimiento. Junto a Copérnico, está considerado como uno de los padres de la astronomía moderna y uno de los referentes mundiales de la ciencia.

“Eppur si mouve” (y pese a todo, se mueve)
Galileo Galilei
Científico y strónomo siglo XVI

Primeros años de vida

Galileo Galilei nació en Pisa en 1564. A sus 17 años se matriculó en la Universidad de Pisa para estudiar medicina bajo la petición de su padre, aunque su interés eran las ciencias exactas, por lo que no terminó la carrera y se dedicó en profundidad a estudiar las cosas que ocurrían a su alrededor aplicando las matemáticas.

En 1592 se mudó a Padua donde empezó a trabajar como profesor de astronomía, mecánica y geometría y permaneció durante 18 años. En esa etapa como docente fue donde realizó la mayoría de sus descubrimientos más importantes. 

Galileo Galilei y Peter Paul Rubens 1630
Posible representación de Galileo Galilei (Primer plano izquierda) y Peter Paul Rubens (autoretrato) en Mantua. En torno a 1605.

Estudios astronómicos

Galileo se declaró contrario a las teorías aristotélicas sobre la gravedad. No pensaba que la velocidad de caída estuviera condicionada exclusivamente por el peso, sino que en todos los objetos la aceleración de la gravedad es la misma sin importar su naturaleza, es decir: independientemente del peso, ambos objetos caen al mismo tiempo. También destacó que la fuerza era la clave del movimiento, ya que si a un objeto no se le aplicaba fuerza, este no se movía. 

Esta investigación le llevó a interesarse por otras ramas de la ciencia como la astronomía. Su interés exagerado por esta disciplina comenzó tras la aparición de una estrella “nova” el 9 de octubre de 1604

Poco después, un curioso invento desarrollado por Hans Lippershey en 1608 se puso de moda y llamó su atención, el telescopio. Galileo decidió comenzar a investigarlo y construir el suyo propio para investigar el cielo. 

Ocular del telescopio de Galileo
Ocular del telescopio de Galileo. Science Museum, London

El 13 de marzo de 1610 fue publicado Sidereus Nuncios, un tratado astronómico que se posicionó como el primer trabajo científico publicado con anotaciones de las observaciones realizadas a través del telescopio.  Esta obra en neolatín recoge las observaciones realizadas por Galileo.

Sidereus Nuncios incluye los primeros dibujos realistas de la Luna, donde se confirma la naturaleza montañosa de nuestro satélite. También incluye representaciones de estrellas y constelaciones, de la Vía Láctea y destacan las ilustraciones de Júpiter y sus satélites galileanos.

Galileo y el telescopio

Hacia 1595 ya se había inclinado por la teoría de Copérnico que se basaba en que la Tierra giraba alrededor del Sol, rechazando así la teoría aristotélica de que los planetas giraban alrededor de la Tierra que permanecía quieta. Cuando Galileo comenzó a descubrir que era un telescopio y se construyó el suyo propio, fue cuando se declaró totalmente copernicano. Además, introdujo la metodología experimental dentro del mundo de las ciencias, suponiendo un antes y un después en los estudios experimentales. 

Aunque él no fue el creador, sí que lo perfeccionó muchísimo. Gracias a sus aportaciones los objetos podían verse tres veces más grandes de lo normal y por eso, fue el primer astrónomo en observar los cráteres de la Luna, las manchas solares, los cuatro satélites más grandes de Júpiter, las fases del planeta Venus o la existencia de las auroras boreales. También afirmó que en el universo existían cientos de estrellas que aunque no se pudieran ver en el firmamento, sí que estaban ahí. Uno de los descubrimientos que permitió refutar nuevamente su teoría heliocentrista (los planetas se mueven alrededor del Sol) fue la observación de las fases de Venus, ya que sirvieron como prueba de que los giros de este planeta eran en torno al Sol. A partir de aquí, los eclipses en los planetas de Júpiter y el cálculo de las velocidades y distancias de cada planeta a la estrella solar, se convirtieron en más argumentos con los que demostrar su teoría. 

 

Galileo Galilei enseña al Dux de Venecia cómo utilizar el telescopio - 1858 - Giuseppe Bertini - Fresco, Varese, Italia.
Galileo Galilei enseña al Dux de Venecia cómo utilizar el telescopio - 1858 - Giuseppe Bertini - Fresco, Varese, Italia.

Defensa del heliocentrismo y sus últimos días

Tanto Copérnico como Galileo eran grandes defensores del heliocentrismo. Por este motivo sufrieron las represalias de la Inquisición, defensora en ese momento del geocentrismo, es decir, la idea de que eran los planetas y demás estrellas las que giraban alrededor de la Tierra.

Lamentablemente, Galileo fue condenado por herejía por parte de la Iglesia debido a la negación de la teoría aristotélica. En 1633 fue obligado por la Inquisición a confesar en público que sus ideas eran erróneas. 

A pesar de hacer lo que le pedían, lo encarcelaron y pasó sus últimos días antes de morir bajo arresto domiciliario hasta su muerte en 1642

Aún así, hasta 1992, es decir, más de 350 años después de su fallecimiento, la Iglesia de mano del papa Juan Pablo II no reconoció la verdad en las teorías de Galileo y pidió perdón por la condena de la Inquisición. 

Gracias a que se descubriera la verdad y con el paso de los años, se configuró como una figura  histórica en el campo de la astronomía tal y como la conocemos. 

Galileo Galilei ante el Santo Oficio - 1847 - Joseph-Nicolas
Galileo Galilei ante el Santo Oficio - 1847 - Joseph-Nicolas Robert-Fleury

Curso Online Sobre las constelaciones y sus mitos

Sobre esta publicación

Edita: El Nocturnario®

Dirección y redacción:

  • Sarai de la Hoz
  • Mario López

ISSN: 2794-0489

Todos los derechos reservados. No se permite la copia ni distribución de los contenidos de esta publicación sin el consentimiento expreso de los autores.

URL: www.elnocturnario.com/revista

lecturas complementarias

12 libros para iniciarse en la astronomía

Parafraseando a Fox Mulder, hoy en día la información está ahí fuera, y a veces con tan sólo un par de clics de ratón es sencillo encontrarla, sin embargo, los

el debate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Curso online
"Sobre las constelaciones y sus mitos"

Un análisis a las historias mitológicas de las constelaciones del hemisferio norte.